El renting puede ser una herramienta muy útil si somos propietarios de una pequeña empresa, ya sea un bar, un restaurante o cualquier otro establecimiento. El uso del alquiler de vehículos se ha extendido mucho en estos últimos años, tanto para uso personal como comercial.

En este caso, el renting flexible para pymes puede constituir una gran ventaja para las empresas que no quieren adquirir un vehículo propio a corto plazo y deciden alquilar uno. Existen descuentos y ofertas según el vehículo que queramos adquirir. Podríamos tener un coche de renting durante meses e incluso años a un precio muy competitivo.

Para las pymes, es posible realizar un contrato de renting para varios años con un precio flexible y de una calidad garantizada.  Además, el renting cuenta con muchas ventajas que pueden ayudar a inclinar la balanza hacia este método, como pueden ser:

1. La matriculación y el seguro corren a cargo de la empresa de renting.

2. Las averías son responsabilidad de dicha empresa.

3. La empresa de renting cuenta con un seguro antisiniestros y de robo.

4. Ofrece muchos beneficios, como son las tarjetas de combustible o un menor tiempo de espera en el taller.

5. En cada contrato de renting, se puede adquirir un coche distinto al que ya tenemos.

6. La asistencia en carretera también corre a cargo de la empresa

Aunque muy beneficioso, el renting también tiene algunos inconvenientes que deben ser tenidos en cuenta.

1. La gasolina deberá aportarla el cliente.

2. Las sanciones que puedan ser impuestas al vehículo deben correr a cargo del cliente.

3. El destrozo ocasionado por el mal uso del vehículo y su correspondiente arreglo también deberá ser abonado por el cliente.

Las empresas de alquiler de coches pueden encontrarse por todo el país y pueden adquirirse todo tipo de vehículos. Los turismos suelen estar más enfocados al uso personal, mientras que las furgonetas, camionetas y/o camiones suelen utilizarse para el transporte de mercancías y materiales, ya sean alimentarios o de construcción.

En este caso, como puede ser el de un bar o un restaurante, el renting también suele hacerse de motocicletas para el reparto a domicilio de comida. Como suelen alquilarse por un periodo de tiempo medio o largo, es mucho más beneficioso el contrato de renting que la adquisición de vehículos propios.

Cada vez son más las empresas que recurren al renting de vehículos antes de comprar uno propio

Las ventajas que posee este sistema suelen ser más atrayentes que los inconvenientes, además de ser más económico a largo plazo, pues el seguro y las reparaciones de cada vehículo suelen correr a cargo de la empresa de renting, en vez de al cliente.

Si tenemos el objetivo de ahorrar y sacar un mayor rendimiento a nuestro negocio, además de ayudar al medioambiente, una de las respuestas más acertadas será el del uso del renting flexible. Cada día, este método está al alcance de más bolsillos y podemos ayudar a conseguir un mayor nivel de sostenibilidad con los nuevos modelos híbridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *