La oferta de establecimientos gastronómicos de nuestro país es enorme. De hecho, España es el país con más bares y restaurantes por habitante del mundo. Por eso, es indispensable conseguir un mayor impacto de tu negocio, para destacar entre el resto y atraer a un mayor número de clientes.

Obviamente, lo esencial en un restaurante es lo que ocurra de puertas para adentro: que se sirva buena comida, se utilicen materias primas de primera calidad, se ofrezca un buen servicio por parte del personal, las instalaciones estén limpias y cuidadas… Pero, para que un comensal descubra las delicias de tu local, previamente ha tenido que decidirse a entrar en él, lo que convierte en indispensable una buena impresión del exterior.

El aspecto exterior del restaurante

El color y estado de la pintura, la puerta, los rótulos… Una buena impresión inicial puede resultar determinante para decidir si se entra en un local u otro.

El uso de rótulos luminosos en la fachada

Los letreros luminosos para restaurantes son unas apuestas ganadoras a la hora de diferenciar un negocio. Te proporcionan una gran visibilidad, con independencia de las condiciones climáticas, y lo hacen tanto de día como de noche (algo de especial relevancia para los restaurantes, pues buena parte de su actividad es nocturna).

Gracias a la gran variedad de modelos que nos ofrece el mercado, los rótulos luminosos son unas perfectas herramientas diferenciadoras, que permiten una personalización total. Distintas combinaciones de tipografías, colores, tamaños y formatos, las cuales se suman a su acabado luminiscente y hacen de estos carteles un vistoso reclamo publicitario, que hará incrementar considerablemente el flujo de clientes.

Estos llamativos letreros son visibles a gran distancia, por lo que destacan la presencia del negocio y funcionan como una publicidad de lo más efectiva, pues puede mantenerse activa cuando el establecimiento se encuentra abierto y también cuando está cerrado.

Los materiales que se emplean para la elaboración de los rótulos luminosos son de gran calidad. Cuentan con la última tecnología LED y resultan idóneos para soportar hasta las condiciones climatológicas más adversas, lo que garantiza una gran durabilidad de la instalación y la convierte en una inversión de gran rentabilidad.

La iluminación por LED (de light-emitting diode o, lo que es lo mismo, diodos que emiten luz) presenta numerosas ventajas respecto a las fuentes de luz incandescente y fluorescente: un bajo consumo de energía, una larga vida útil, un tamaño reducido, poca emisión de calor, resistencia a las vibraciones, no contienen mercurio, poseen una elevada fiabilidad, un tiempo de encendido muy corto y una excelente variedad de colores. Todas estas características hacen de la luz LED una alternativa perfecta para su aplicación a letreros anunciadores de todo tipo de negocios.

Podemos concluir que la colocación de rótulos luminosos en la fachada de un restaurante es una opción ventajosa, pues garantiza un reclamo publicitario excelente, avalado por su estética, vistosidad, distinción, largo alcance y durabilidad.

Sin duda, la iluminación que guiará a tu negocio hacia el éxito, ya que lo hará conocido y atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *