La fidelización de los clientes es la máxima de toda empresa. Si regentas un restaurante, sabrás que fidelizar a tus clientes no solo te reporta beneficios, sino que te permite que se conviertan en los principales embajadores de tu marca, por eso, es fundamental trazar una buena estrategia para que tus comensales queden encantados y repitan su visita.

Estrategias para fidelizar a tus clientes

1. Ofrece el mejor de los servicios

El servicio que has de ofrecer en tu empresa debe responder a tu promesa de marca, a tus valores y a tu filosofía. En tu restaurante, es aconsejable que entrenes bien a los meseros para que ofrezcan lo mejor de sí mismos en una óptima atención al cliente. Quedarán encantados.

2. Resolución rápida y eficaz de los problemas

Tu capacidad de respuesta ante cualquier incidente será un factor fundamental a la hora de fidelizar a tus clientes. Mantén una actitud proactiva, humilde y de ayuda a tus clientes. Conseguirás ganarte su confianza.

3. Traza una buena estrategia comercial

El trato personalizado es un aporte de valor importante para tus clientes. Los detalles que tengas con ellos marcarán la diferencia y conseguirás que se sientan especiales. En tu estrategia comercial de fidelización no pueden faltar los regalos. Una idea muy original es la de los llaveros personalizados para tus clientes, conseguirás entregarles un objeto que pueden llevar consigo a cualquier lugar y en el que tener siempre presente tus datos. Los llaveros son regalos prácticos. Pueden incluir motivos simpáticos y divertidos o bien integrar una memoria USB o una linterna. Tus clientes agradecerán el detalle que tienes con ellos. Puedes hacer estos regalos a los que te visitan por primera vez, para invitarles a que vuelvan, o bien a los que ya te han visitado varias veces, en señal de agradecimiento.

Otra acción importante es la toma de datos de tus clientes. Si realizas un registro, podrás proporcionarles un trato más personalizado en todo momento, llevarás un control de sus visitas para tener detalles y agradecerles su confianza. Además, también podrás ofrecerles promociones personales, conocer mejor sus gustos para adaptar tus propuestas y mantener un contacto permanente con ellos sin que resulte invasivo.

Al hilo de ello, conviene destacar lo importante que es mantener una buena comunicación. Atiende tus redes sociales, escucha sus sugerencias cuando te visiten y también a través de los entornos digitales. Toma nota de todo lo que consideres que puede hacerte mejorar, así conseguirás diferenciarte y rentabilizar más tu negocio.

Conclusión

Dicen que quien tiene un cliente, tiene un tesoro. Esta frase popular está cargada de razón. Cuesta más hacer un nuevo cliente que no fidelizar al que tienes, por eso, en las empresas de restauración es fundamental aprovechar las oportunidades que se tienen para que tus clientes queden encantados, repitan su visita y se conviertan en embajadores de marca y portavoces de tu empresa.

En un entorno tan competitivo como el actual, es interesante que aprendas a diferenciarte en tus regalos promocionales. Regala detalles que tengan un valor, sean originales y útiles. Tus clientes sonreirán cada vez que los vean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *