La ciudad de Gijón te sirve en bandeja una suculenta oferta gastronómica aprovechando su entorno natural. El mar Cantábrico y los prados asturianos actúan como despensa de lujo para la cocina tradicional, pero también para la innovación que propone la cocina de autor. Porque no basta con la materia prima, se necesitan esos templos del buen comer que son los restaurantes para que el placer de la buena mesa tome forma.

Si estás buscando esos fogones, aquí tienes una breve relación de cinco sitios donde comer en Gijón, para que no te pierdas ninguno de sus sabores.

Para abrir boca

1. La Salgar. Este restaurante tiene el sello del apellido Manzano, un referente de la cocina de autor en Asturias. En sus platos se combina la creatividad con los sabores más tradicionales de la región que sirven de punto de partida. Fabada, arroz con pitu (pollo), croquetas de jamón, sardina ahumada con crema de coliflor o caviar de arenque son algunos de los platos destacados de su carta. Puedes encontrarlo en el Paseo del doctor Fleming, junto al Muséu del Pueblu d’Asturies.

2. La Bolera. Siguiendo ese mismo paseo hacia el interior, llegamos a la avenida del Jardín Botánico. Allí te esperan los chuletones de La Bolera, asados con carbón de la dura madera del marabú cubano. Los prepara Cuco Álvarez, les quita la grasa y los hace a la plancha vuelta y vuelta. En la parrilla se salan y se dan dos vueltas por cada cara hasta que estén en su punto. Todo a la vista de los comensales. La maestría del chef aporta un plus a los sabores de sus platos.

3. Auga. El restaurante Auga está regentado por dos expertos de la buena cocina gijonesa, Gonzalo Pañeda y Antonio Pérez. Lucen su estrella Michelin y sus dos soles Repsol que acreditan la calidad de su carta. En ella puedes encontrar tanto platos clásicos de entrantes (fabada o callos) como una buena selección de carnes y pescados. Por ejemplo, el rodaballo de costa con salicornia, ajetes y limón verde o el entrecot de carne roja. Lo tienes todo en pleno puerto deportivo.

4. Tierra Astur Poniente. No podía faltar una sidrería en esta relación. Frente a la Playa de Poniente se encuentra este curioso local, cuyas mesas parecen estar dentro de grandes toneles de sidra. En su comedor encontrarás todo tipo de pescados y mariscos. Además, se ofrecen espectaculares tablones de carne para compartir entre cuatro o seis comensales. La parte dedicada a la sidra se separa del comedor por una tienda de productos agroalimentarios.

5. La Chalana. Terminamos el recorrido en un establecimiento especializado en mariscos. En la calle San José, un lugar céntrico, se encuentra esta marisquería que forma parte de una prestigiosa cadena de restaurantes. Su sello de identidad son los productos del Cantábrico, aunque sin descuidar la ternera asturiana.

Sabores de calidad

Esta es solo una pequeña muestra de los sabores de calidad que te puedes encontrar en un recorrido por los restaurantes de Gijón. Seguro que si te pierdes por sus calles podrás descubrir otros muchos lugares que merecerían pertenecer al grupo de los mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *