Quizás la iluminación no se encuentre dentro de los factores que la mayoría de las personas considerarían determinantes para valorar un restaurante. Sin embargo, está comprobado que es un actor “silencioso” y que una debida iluminación es decisiva para atraer la atención de los clientes y también, una vez que han entrado, para brindarles una experiencia confortable.

Algunos consejos sobre iluminación en restaurantes

Digamos que hay varios factores que influyen en las formas de iluminar. Por ejemplo, el tipo de restaurante o sus diferentes áreas.

Así, cuando se trata de un restaurante familiar se recomienda una iluminación moderada que refleje un ambiente cálido y relajado. Otra posibilidad, especialmente cuando se trata de restaurantes a los que se suele acudir en pareja, es incrementar la iluminación por medio de velas. En cambio, cuando se trata de restaurantes de comidas rápidas, se recomiendan las luces fluorescentes brillantes con especial foco en las zonas de muestra de comidas.

También es aconsejable iluminar adecuadamente los distintos espacios. Empezando por la fachada y cartelería del restaurante, es preferible una iluminación uniforme, no excesiva, que refleje un ambiente confortable e invite al cliente a ingresar. La iluminación de la barra también es fundamental, debido a que desde la óptica del cliente es el “centro de operaciones” del lugar. Y desde luego, una adecuada iluminación del salón y de las mesas será determinante para la experiencia de los comensales.

¿Qué sistemas de luces conviene elegir?

El tipo de lámpara que se instala también es un aspecto clave. Aquí comienzan a jugar otros factores además del ambiente, como son el precio de compra y el gasto que se genera en servicio de electricidad. Así, existen las lámparas halógenas, las fluorescentes y las de luz de mezcla, entre otras. Sin embargo, la iluminación con tecnologías LED es la opción más conveniente y la más utilizada en la actualidad.

En primer lugar, los focos de LED son perfectos para la iluminación de exteriores, puesto que resisten las variaciones de temperatura. Además, convienen para una buena iluminación del ambiente por medio de luz indirecta y son adecuados para los sistemas que permiten regular el nivel de iluminación. También, para aquellos restaurantes con terrazas, se aconseja la utilización de focos LED para iluminación de sombrillas y pérgolas.

Por su parte, cuando hay obras de arte en tu restaurante o elementos de decoración delicados, los focos LED no solo sirven para acentuarlos correctamente, sino que también son apropiados para la conservación de los objetos, ya que no emiten radiaciones.

Si quieres saber más sobre los distintos usos de focos LED de Nersolar, entra en su web.

Ahorro de energía

Además, ten en cuenta que las luces LED permiten ahorrar hasta un 80 % de electricidad con respecto a otras lámparas, además de que son perfectamente compatibles con los nuevos dispositivos que se usan para regular el consumo.

Otro aspecto importante de las luces LED es que son más fáciles de fabricar y más baratas. Además, no contaminan ni contienen elementos contaminantes.

Ya lo sabes, si piensas abrir un restaurante o cambiar su iluminación, tienes muchas alternativas y posibilidades. Sin embargo, la iluminación con focos LED lleva la ventaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *