En la actualidad es bastante común en las personas tener animales de compañía. Entre los animales que se pueden considerar de compañía, es decir, perros, gatos, pájaros, tortugas y cobayas, entre otros, la mayoría de personas suele decantarse por los perros.

Los canes, que se han ganado por derecho propio el título de ‘mejor amigo del hombre’ aportan a sus dueños cariño, fidelidad y sobre todo compañía. Para que tener un perro no se convierta en una pesadilla es aconsejable tenerlo educado para que, lo que suele empezar como un sueño de hadas cuando es cachorro, no se convierta en una auténtica tortura cuando sea adulto. Por lo tanto, lo más aconsejable es buscar ayuda de los profesionales en cursos para adiestrar perro.

Beneficios de adiestrar a un perro

Adiestrar a un perro se podría decir que solo tiene puntos positivos. El perro, por lo general, pasará varias horas al día solo en casa. Por lo tanto, que el canino esté educado es esencial para que cuando su amo llegue, ya sea del trabajo, de estar con amigos o de cualquier otro lugar, no se encuentre una sorpresa bastante desagradable, como puede ser calcetines o muebles mordidos o cualquier rincón de la casa orinado, etcétera.

Un perro educado será un animal de compañía que dirá adiós a la desobediencia ya sea fuera o dentro de casa y por lo tanto hará lo que se le ordene cuando su amo lo solicite. Además, estando educado se olvidará de su agresividad, ya que un perro agresivo es síntoma inequívoco de que quiere dominar, ya sea a otros perros o a su propio amo. Por eso, un curso para adiestrar un perro es el mejor camino para acabar con la ansiedad y la agresividad del animal.

Uno de los grandes beneficios de tener un perro adiestrado es que los vínculos existentes entre el animal y su dueño se estrecharán. Al contrario de lo que muchos piensan, un can educado en un curso de adiestramiento verá a su amo como un verdadero líder y, por lo tanto, tendrá claro que es este el que le garantiza protección, alimento y cariño. Estos tres puntos son esenciales para un perro.

Conocer al perro y empatizar con él

Adiestrar a un perro, independientemente de los beneficios que se pueden obtener en el día a día, sirve para que su amo conozca al animal que le acompaña día a día y por lo tanto consiga descifrar cuáles son sus reacciones y actitudes en diferentes situaciones. De este modo se podrán conocer mejor los mecanismos de aprendizaje que tiene el perro.

Por último, un perro adiestrado es garantía de convertirse en un auténtico animal de compañía. El can podrá ir con su dueño casi a cualquier lugar y siempre será bien recibido. El resto de personas sabrán que no ladrará cuando no toquen, no se pondrá a dos patas para manchar a nadie y, finalmente, terminará siendo un miembro más de la familia, ya que la convivencia fuera y dentro de casa será perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *